Diferencias entre resfriado y gripe

Rate this post

Para iniciar con este tema debemos señalar que tanto el resfriado como la gripe tienen más cosas en común que diferencias, sin embargo no se pueden categorizar como la misma enfermedad. La gripe y el resfriado son infecciones causadas por virus, a esto se lo conoce como infecciones víricas, por lo cual no se recomienda que se traten con el uso de antibióticos, estos se usan para el tratamiento de infecciones causadas por bacterias.

 

La diferencia entre un virus y una bacteria es que el virus es una entidad biológica que no posee vida, mientras que la bacteria es un organismo vivo que cumple don una función. Los virus que provocan el resfriado suelen ser múltiples, se presentan de forma más leve y también menos latente que el virus de la gripe.

 

Por otro lado la principal diferencia entre el virus que produce el resfriado y el virus que se encarga de producir la gripa radica en que el virus de la gripe es 1 que anualmente se fusiona con otras sepas de virus y cambia su composición por lo cual se requieren vacunas nuevas cada año.

 

Síntomas del resfriado.

Diferencias entre resfriado y gripe

 

este será el punto de partida, el pilar fundamental para que podamos conseguir diferenciar una gripe de un resfriado, en la gran mayoría comparten una serie de síntomas, es decir, ambos afectan al cuerpo de forma similar, para lograr diferenciarlos debemos tener presente que los síntomas del resfriado son:

 

  • Congestión nasal
  • Dolor de cabeza
  • Molestias en la garganta
  • Picazón en los ojos
  • Estornudos continuos
  • Mucosidad

 

No es necesario el padecer todos los síntomas para llegar a la conclusión de que tenemos un resfriado, la mayoría de las veces basta con tener 1 o quizás 2 síntomas para determinar que estamos enfermos. Los síntomas que diferencian a un resfriado de la gripe son que en el caso de la gripe se presenta:

 

  • Fiebre alta
  • Dolor muscular
  • Dolor de huesos

 

A los síntomas antes mencionados en el resfriado se le suman estos tres síntomas, si no se presenta fiebre o debilidad muscular o de huesos podemos descartar que lo que nos esté afectando sea gripe.

 

Como afecta el tratamiento.

 

Al ser estas enfermedades infecciones víricas y no infecciones bacterianas, hay una cosa que debemos tener muy presente, los tratamientos que implementemos para combatir dichas enfermedades nos ayudaran a aliviar los síntomas producidos por estos, no a erradicar el virus, esto nos permitirá vivir la evolución de la infección de una forma más llevadera, sin embargo es el cuerpo mediante anticuerpos y el sistema inmune le que se encargara de matar al virus que produce la infección. Así que debemos saber que los tratamientos que tomemos para cada uno de estos casos no son curativos.