Como debemos iniciar una dieta fitness

Rate this post

Si has decidido entrar a un gimnasio, debes conocer la importancia de una dieta fitness que se, muchas personas se plantean la idea de ejercitarse más y toman la decisión de llevar una vida más sana de esta manera, sin embargo es un punto vital el asesorarse sobre lo que significa tener una buena alimentación para complementar ese entrenamiento.

 

Es importante que consuma kilocalorías si la persona se encuentra entrenando, independientemente si desea perder algo de peso o ganar masa muscular, estas contribuyen a generar la energía que el cuerpo necesita si está realizando su entrenamiento, el punto de una dieta fitness es garantizar que se consuman los alimentos que las contienen.

 

Se debe evitar todos aquellos alimentos que no aportan a nuestra dieta algún valor nutricional, estos son en su mayoría los alimentos procesados y empaquetados, que carecen de valor nutricional y están saturados de componentes que son perjudiciales para el cuerpo como los ácidos grasos saturados.

 

Como iniciar tú dieta fitness:

dieta fitness

 

Debes considerar que necesitas dividir tus comidas, en lugar de comer 3 comidas grandes al día deberías de comer 5 comidas más pequeñas a lo largo de la jornada, estas se dividirían en desayuno, primera merienda, almuerzo, segunda merienda y cena, de esta forma evitas la sensación abrumadora de hambre entre comidas y aceleras tu metabolismo.

 

También es bueno que conozcas de que se componen los grupos alimenticios para ayudarte a llevar una dieta sana y equilibrada, de esta forma puedes diseñar una dieta que se adapte a tus necesidades y veas resultados de una forma más inmediata, aquí de daremos algunos consejos para que inicies con tu dieta fitness de la mejor manera.

 

  • El desayuno: el desayuno es bueno comenzarlo con alimentos que aporten energía para consumir durante el día, puedes comer frutas variadas con jugo natural, cereales integrales como la avena, también puedes incluir leche o café, evita a toda costa las azucares procesadas.

 

  • La primera merienda: intenta que sea algo ligero que mantenga tu organismo activo, quizás algo para masticar como una fruta o una barra de cereales.

 

  • El almuerzo: aquí es donde debes incluir la mayor cantidad de carbohidratos ya que será el mayor aporte de energía, intenta comer pasta o arroz acompañados de proteínas como el pollo o el pescado y una ensalada fresca, también puedes ingerir un postre sano como las frutas con miel o algo de granola.

 

  • La segunda merienda: aquí puedes tomar una comida ligera como un sándwich de pavo o también un batido de proteínas esto te dará un buen aporte de nutrientes y energía.

 

  • La cena: en este caso es buena idea obedecer ese viejo dicho “puedes desayunar como todo un rey, almorzar como un buen príncipe y cenar como un pequeño mendigo” esto se refiere a que debes ingerir una cena ligera, quizás una ensalada, algunas frutas, un sándwich de pollo o algún batido, la mayor parte de los alimentos consumidos hasta este punto los aprovechaste gracias al trabajo físico, pero antes de descansar no es bueno comer comidas muy pesadas o en exceso.